viernes, 20 de enero de 2012

Intrapreneurship: emprendiendo dentro de la organización

Estoy convencido de que los emprendedores (y sus emprendimientos) serán los que movilicen y lideren el crecimiento de las economías en el siglo XXI. 

Teniendo en cuenta esta afirmación, enseguida se piensa en un emprendedor como una persona innovadora, creativa, que pelea contra todas las adversidades y hace crecer su compañía a pesar de todos los problemas y situaciones coyunturales que se puedan presentar. 


Ahora bien, porque no imaginarnos a una persona con esas mismas características pero que desarrolle sus actividades dentro de una organización determinada?

Porque no crear un ambiente propicio que pueda contener a un emprendedor dentro de una compañía y le permita expresar ideas creativas e innovadoras, aprovechándolas para hacerla crecer y, por ende, mantenerla vigente y competitiva en el tiempo?

Es aquí donde entra el concepto de intrapreneur o intraemprendedor, cuya definición teórica es “emprendedor dentro de una organización” y, a mi criterio, es la pieza básica de una organización que pretenda ser competitiva en la era digital.

En el intrapreneurship se consideran como validas todas las ideas del capital humano de la organización, aprovechando el conocimiento de su función y de sus tareas diarias con el fin de optimizar procesos, reducir costos o aumentar productividad. La creatividad y la innovación pueden surgir desde cualquier empleado de la organización, siempre y cuando se genere un ambiente con buena comunicación, libertad de expresión y un proceso de gestión de la innovación que motive al empleado a presentar sus ideas y que estas sean puestas a análisis y evaluadas de forma criteriosa.

Cuál es la opinión que pueden dar acerca del intrapreneurship? Lo ven como una opción valida?

Escucho sus comentarios.


5 comentarios:

  1. Coincido con tu planteo Lisandro.
    Creo que los emprendedores dentro de las organizaciones serán una nueva forma de lo que Manuel Castells llama "trabajador autoprogramable" en contraposición al "trabajador genérico".

    ResponderEliminar
  2. Estoy trabajando precisamente este concepto, los puntos claves que he encontrado para desarrollarlo son de facil aplicacion:
    1. Realizar un programa de capturas de ideas
    2. Detectar a los mas innovadores y participativos
    3. Formar grupos de trabajo o microempresas liderados por esos destacados, el lider invita a los que quiere que sean su equipo
    4. El caracter es voluntario y la dedicacion de un 10%
    5. Activar el concepto proyecto vocacional. Cada uno aporta en lo que le gusta.
    6. Los grupos desarrollan e implementan las ideas recogidas. Crean y contruyen sobre elllas.
    7. El trabajo de la microempresa se desarrolla en una sala con todo
    el equipo esta sala es la sede social.

    ResponderEliminar
  3. Ariel, de acuerdo con lo que planteas. Gracias por pasar y comentar Saludos
    Enrique, es bueno ver como va creciendo este concepto que forma parte del cambio de paradigma al que se deben adaptar las organizaciones. A mi criterio, lo ideal seria tener un feedback permanente al punto 1 para poder implementar una politica de innovacion permanente, como lo ves? gracias por pasar y comentar. Saludos

    ResponderEliminar
  4. Lisandro, estoy de acuerdo en el concepto feedback ,clave a mi modo de ver el periodo en volver. Una recogida permanente y continua de ideas quita la tensión y la emoción que necesita la creatividad, Las campañas de ideas de recogidas de ideas deben de ser focalizadas y temporales (de 1 a 2 meses)y mas de 2 al año cuando es sobre un colectivo grande es un poco agotador, ¡ojo, que tiene que haber tiempo para implantar las ideas!

    ResponderEliminar
  5. Te entiendo, pero yo intentaria mas adelante en el tiempo dejar "una ventanilla de recepcion de ideas abierta" como para tener siempre ideas para evaluar y asi hacer de la innovacion un proceso continuo. Saludos y gracias

    ResponderEliminar