lunes, 21 de octubre de 2019

El Estado como propulsor de la innovación


En la mayoría de las ocasiones se presenta al Estado y al emprendimiento (y la innovación) como dos mundos separados. La idea de un Estado con exceso de burocracia, lento y sin dinámica indica que es imposible emparentarlo con la dinámica, la innovación, la rapidez y lo brillante del mundo emprendedor.

Sin embargo, existen experiencias que indican lo contrario. Mariana Mazzucato es directora del Instituto para Innovación y Propósito Publico en la UCL (University College London) y una voz experta en temas de innovación y tecnología. Ella afirma que varias de las innovaciones que actualmente están en el mercado y que han sido disruptivas en su momento han sido originadas por iniciativas estatales y fondos públicos.

viernes, 21 de junio de 2019

El mundo paralelo de las redes sociales

Hacía tiempo que no escribía y este tema lo venía pensando porque es algo cada vez más habitual en nuestra vida. Todos pasamos mucho tiempo con el celular conectados a cualquiera de las redes sociales, ya casi de forma obsesiva. Son incontables las veces que desbloqueamos el celular para poder ver las novedades de nuestro grupo de afinidad y ver que están haciendo nuestros amigos, conocidos e influencers.

Y yo percibo esta realidad: en las redes somos todos bellos, atléticos, ganadores, seductores, no conozco a nadie que ponga una foto representando algún fracaso o en una situación desfavorable. Parece ser que las sensaciones son todas positivas y todos nuestros seguidores y nuestros seguidos son las personas más felices del mundo.

Es esto así? Que tan sinceras son las fotos y las expresiones en las redes sociales? Y aprovecho para hacer un “mea culpa”: esta foto fue tomada a 5 minutos antes de mi primer y único abandono en una competencia de trail. Si, cualquiera que la ve piensa que estoy llegando victorioso a la meta y la realidad es que llevaba 3 horas descompuesto, sin fuerzas y esperando ese puesto para poder abandonar.

No todo lo que está en las redes significa una constante en la vida del que postea, tampoco es su realidad definitiva, tomémoslo como algo más, sin que esto pueda herir la autoestima o significando que todo lo que hacemos sea un fracaso si no es ideal, como que el resto puede hacer cosas mejores. Las redes son un pasatiempo, reconozco que forma parte de la realidad diaria de cada uno de nosotros, pero la vida es otra cosa, está afuera del celular y es bien distinta… con sus cosas mejores y peores.

Acá un video interesante que ilustra lo que quiero decir. Escucho comentarios
(creditos video: proyecto Discover Monterrey)


lunes, 21 de enero de 2019

y los objetivos personales?

Y los objetivos personales? Muchos confundimos los objetivos personales con los laborales, económicos y familiares. Pero no, son otra cosa.

Un objetivo personal es algo que nos concierne solo a nosotros, un logro personal que hace que la vida tenga otra visión, mas allá de lo cotidiano.

martes, 27 de noviembre de 2018

El trabajo en el siglo XXI

Que tema ¡¡ Muchas personas hablando de esto e intentando imaginar y analizar el futuro del trabajo en los próximos años.  Yo pretendo aportar mi humilde granito de arena.

A mi criterio, todo está cambiando MUY rápidamente, más de lo que pensaba, más de lo que estaba cambiando en todos estos años anteriores, diría que el cambio es exponencial. 

Esto significa que habría que ir buscando algunas soluciones y alternativas inmediatas para poder aunque sea anticipar un poco los 
cambios que se vienen, pero no esperando algo desde las empresas, gobierno, universidades (eso difícilmente lo podamos manejar nosotros), sino que podemos hacer por nuestra cuenta para ser “empleables” (termino que no me gusta pero es el único que encuentro).

martes, 20 de noviembre de 2018

Reflexión de alguien que nació el siglo pasado

Hay que ser consciente de algo: las condiciones de vida que teniamos en el mundo del siglo pasado son historia, el mundo "pre-internet" no va a volver. 

Esto abarca a todas las actividades que nos podemos imaginar: el trato con nuestros hijos, la venta personalizada en los locales, los objetivos personales, el liderazgo dentro de las organizaciones, los métodos educativos, los medios de comunicación, es decir, TODO cambió.

Si no somos conscientes de eso, seguramente nos encontraremos "fuera de mercado" en todos los aspectos de la vida. Y nuestros hijos nos van a ver como alguien raro, nuestros clientes van a comprar todo en internet, la educación sera informal y vía YouTube y los empleados se van a ir de la empresa por falta de lideres.

Ya sea que tengamos 30 o 50 años, tenemos que revisar como vivimos y adaptarnos a los lineamientos del siglo XXI, sin estar esperando que vuelvan "los viejos tiempos", mas bien resignandonos a que no van a volver mas (que, a mi criterio, es buenísimo).

Quería decir eso, nada mas y nada menos.

Espero sus comentarios

miércoles, 6 de junio de 2018

Nuevos problemas, viejas soluciones

“Esto no es sólo una crisis económica, estamos ante un momento de cambio histórico: la Era Industrial y todas sus instituciones se han quedado sin energía”. Esta afirmación la hizo Don Tapscott,  experto en estrategia de negocios a través de internet.

Todos somos conscientes de que se necesita un cambio en todas las organizaciones para mantenerse competitivas a lo largo del tiempo. Existen nuevos paradigmas a ser analizados para poder llevar a cabo la ardua pero necesaria tarea de adaptar las organizaciones a las necesidades de la Era Digital.

Hay gran cantidad de bibliografía hablando de teoría de la administración, organigramas, departamentalización, supervisión y control, pero todos dirigidos a una organización que ya va camino a desaparecer: la organización de la Era Industrial. Obviamente, toda esa información fue muy útil en otro contexto de la historia, donde ameritaba un tipo de organización con otro diseño muy distinto al que se necesita actualmente.

miércoles, 9 de mayo de 2018

Vender en tiempos de Internet

Vivimos tiempos vertiginosos en general, que no es lo mismo que peligrosos. Pueden llegar a ser peligrosos para las compañías que no tomen conciencia de este vértigo que existe en el entorno actual de negocios, para los que no se adapten a las nuevas reglas y para los que subestimen el momento de cambio constante que estamos viviendo.

Las reglas dejaron de ser impuestas por las compañías y pasaron a ser impuestas por las personas.  La masificación de Internet es la causa del empoderamiento de la gente (positivo, a mi criterio), que ahora decide donde comprar, a quien comprar y por qué medio comprar, sin límites ni barreras de distancia. El mercado es el mundo.