jueves, 17 de noviembre de 2011

Emprendedores e inversores

Como aporte a los emprendedores de base tecnológica, quiero describir algunas pautas que se deberían considerar a tiempo de presentar una startup con el fin de conseguir financiamiento. 

Considere enunciar estas pautas porque puedo observar que algunos emprendedores tienen muy buenas intenciones pero les cuesta conseguir financiación, no por falencias o debilidades de la idea principal, sino por no tener en cuenta algunas situaciones que deberían contemplar antes de decidir reunirse con el inversor.


Expreso solamente cuatro situaciones, que considero que son de las más importantes:

1. Emprendedor enamorado de su idea: está muy bien que el emprendedor este convencido de que tiene una gran idea, pero estar “enamorado” sin escuchar razones puede ser muy perjudicial. Lo que se recomienda es pedir opiniones a sus allegados, a sus contactos de primer y segundo grado para que opinen y ayuden a evaluar la idea como consumidores del servicio o producto generado y que (fundamentalmente) sean sinceras. El inversor no va a tener el mismo enamoramiento con la idea, solo vera el costo de oportunidad y si realmente es una buena posibilidad de inversión.

2. La idea no es el modelo de negocio: hay que diferenciar una cosa de la otra. La idea puede ser brillante pero si no tiene un modelo de negocio definido solo se queda en una idea expresada. Errores comunes son no determinar quién es el cliente, cuales son los costos relacionados, cuales son las actividades clave y cuales seran los ingresos esperados. Utilizando métodos como Business Model CANVAS  se pueden mencionar de forma grafica y clara los diferentes componentes de un modelo de negocio. Ningún inversor considerara seriamente una propuesta sin evaluar su modelo de negocio.

3. Tener un producto mínimo viable (MVP): antes de ver a un inversor en busca de financiamiento debe existir una demanda que indique que el modelo de negocio es viable. Por lo tanto, un MVP es fundamental para comenzar a probar y testear el modelo de negocio con usuarios testigo que permitirán optimizar el producto o servicio tantas veces como sean necesarias con el fin de poder generar una demanda adecuada. Siempre tendrá más ventajas ante un inversor un producto o servicio optimizado y con una cierta demanda.

4. Tener un elevator pitch: es imprescindible esa presentación de pocos minutos (los menos posibles) para poder mostrarle al inversor (que generalmente tiene poco tiempo y muchos proyectos que evaluar) de forma convincente y sintética porque debe invertir en ese proyecto. 

Estas cuatro situaciones son solo algunas,  seguramente se pueden aportar muchas más. Espero sus comentarios y aportes.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada