domingo, 4 de diciembre de 2011

El inevitable cambio en el modelo de negocio


Las empresas tradicionales están sufriendo un problema inédito: tienen el riesgo de ser superadas por compañías constituidas recientemente. Aunque más pequeñas, las empresas nacidas dentro del paradigma de la era digital están ganando posiciones importantes en los diferentes mercados.



Las nuevas compañías nacen con un modelo administrativo característico de los tiempos que corren, no solo teniendo en cuenta que su estrategia de comercialización y marketing se basa en internet y las redes sociales, sino también con otro estilo de management, comunicación y relación con el cliente.

Las compañías tradicionales han nacido en otro entorno de negocios totalmente diferente, relacionado con los parámetros de la era industrial, situación que ya se presenta como obsoleta en una organización de este siglo. Estas compañías que no están centradas en el cliente, poseen estructuras pesadas y organigramas y canales de comunicación demasiado rígidos que originan una necesidad  inevitable y urgente de adaptación de su modelo de negocio a la situación imperante en el siglo XXI. Claro que no es una tarea fácil, ya que son extremadamente rígidas, burocráticas, resistentes al cambio y, lo peor de todo, piensan que están haciendo las cosas bien y que este modelo es solo temporal, coyuntural.

Algunos ejemplos:

Amazon.com: comenzó su expansión ingresando actualmente en España y con planes para ingresar al mercado latinoamericano a fines de 2012. La compra en Amazon es una excelente experiencia para el cliente. Múltiples ofertas, sugerencias de otras compras relacionadas, catálogos cada vez más amplios y no solo de libros, son algunas de las características de este sitio y a lo que se van a tener que adaptar las librerías tradicionales.

Netflix.com: desembarcó en Argentina hace un par de meses con un abono de U$S 8 mensual para ver todas las películas y series de forma ilimitada. Los usuarios de videoclubes sabemos de las limitaciones de los mismos, con poca oferta y disponibilidad, un modelo de negocio que se va diluyendo de a poco y una atención al cliente que no siempre es la mejor.

Despegar.com: colocando el itinerario deseado nos llena de ofertas, sugerencias, búsquedas de mejores precios y combinaciones. No solo este sitio sino todos los portales relacionados con turismo acompañan al usuario a definir su viaje, siendo las tradicionales agencias de viajes cada vez menos consultadas en la elección y actuando solo en el proceso final de la venta.

Como conclusión, considero que los emprendedores tienen la gran ventaja de poder iniciar sus empresas insertas en un paradigma que es muy familiar para ellos y de muy dificultoso acceso para las organizaciones tradicionales. Es un excelente momento para los emprendedores que, a mi criterio, serán el sostén y los grandes protagonistas de las economías en la era digital.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada