sábado, 18 de febrero de 2012

El fin del confort y la estabilidad

"Construcción de una empresa tan ágil como el cambio mismo" -  Gary Hamel


Puede parecer trágico el titulo de este post, pero no se debe tomar así. Considero que más que trágico es una nueva forma de hacer las cosas y de adaptarse al mundo que nos toca vivir. 

En el siglo pasado las organizaciones no necesitaban adaptar constantemente su modelo de negocio, lo que genero una gran resistencia al cambio, una inmovilidad organizacional solo controlable con las formas rígidas y estrictas de administración, que son características de la Era Industrial.

Muchas organizaciones siguen contemplando estos parámetros y estrategias administrativas obsoletas que las están llevando al fracaso y perdida de la competitividad y supervivencia, incluso hasta hacerlas desaparecer.

El nuevo siglo trajo aparejado el fin del confort y la estabilidad perpetua dentro de las organizaciones. Se manejan parámetros totalmente diferentes y los integrantes / empleados / intraemprendedores tienen otras condiciones y características que presionan a las estructuras desde abajo, haciendo que el cambio sea inevitable. Nos encontramos con un tipo de personas  muy capacitadas, con ideas propias e intelecto altamente desarrollado como consecuencia de la revolución virtual, Internet y las redes sociales. 

Estos individuos (que son una cantidad importante, se debe recordar que el 50% de las personas del mundo tiene menos de 30 años) serán los líderes del cambio y los que crearan empresas agiles e intentaran adaptar las estructuras antiguas al nuevo paradigma.

Realmente estoy convencido de que es un privilegio poder vivir en esta época, no solo para los que venimos transitando el camino hace tiempo sino para los jóvenes que tienen la oportunidad de hacer las cosas de otra manera, disfrutando una era de cambios constantes donde no se sabe verdaderamente hasta donde se puede llegar.

Escucho sus comentarios.

2 comentarios:

  1. Concuerdo contigo Lisandro ; Las organizaciones deben estar en condiciones de adaptarse al entorno cambiante si pretenden sobrevivir. Los cambios en la tecnología, los gustos de los consumidores , el incremento en el coste de diversos recursos, y los valores y capacidades de los futuros empleados, no son sino algunas de las amenazas para la existencia organizacional.
    http://estrategica.tv/

    ResponderEliminar
  2. El cambio es riesgo, pero hoy, no cambiar también lo es. Aprender a cambiar requiere de buenas competencias para la interpretación de escenarios pasados, actuales y futuros. Para aprender a cambiar hay que vivir experiencias, animarse a lo desconocido. Quienes mayor afinidad al riesgo tengan, disfrutarán de mejores aprendizajes. Pero entendamos esto: hay un sustrato emocional para afrontar riesgos, construido desde la genética y la experiencia. Nos queda el libre albedrío de la elección de experiencias, si lo reconsideramos cognitivamente como la modificación de las redes neurales que producirán los futuros comportamientos del cambio, podremos darle sentido al riesgo de cambiar.

    ResponderEliminar