sábado, 19 de abril de 2014

Innovación abierta, una cuestión de actitud…

Si intentar concientizar a las organizaciones respecto de gestionar la innovación dentro de la misma es una larga lucha que se plantea diariamente, mucho más complicado es proponer estrategias sobre innovación abierta.
Se comienzan a discutir algunos puntos en especial, como son la apertura de estrategias propias al mundo, costo abultado para llevar a cabo la gestión de innovación abierta, dificultades para poder llegar al público deseado, entre otras tantas.



Sin embargo, hay compañías que no plantean estas barreras y ponen en marcha sus procesos de innovación abierta. Fue una sorpresa cuando, haciendo una investigación sobre el tema, encontré un par de casos en Argentina que son para analizar:

Molinos Rio de la Plata: es una de las compañías líderes de la industria alimenticia de Sudamérica, con fuerte presencia en la exportación de productos alimenticios con marca llegando a más de 50 países en todo el mundo. Buscando las ideas de todas las personas e instituciones respecto de los desafíos planteados, se implemento un Plan de Open Innovation por medio de un sitio web respetando la propiedad intelectual de los que presenten la idea y asegurando algún rédito económico que se expresa claramente en el reglamento. Se plantean cinco campos en los que se piden ideas externas: Robótica, Biotecnologia, Optimización de Procesos, Packaging y Medio Ambiente. Toda esta estrategia esta reflejada en un sitio web donde se reciben las ideas y se evacuan todas las dudas.

Terepin: es una compañía alimenticia que tiene como principales productos galletitas muy reconocidas en el mercado argentino. Sus productos son tradicionales y muy apreciados por personas de todas las franjas etarias. Han implementado una estrategia de innovación abierta muy interesante y abarcativa: “Grandes Inventos para Grandes Tardes”, en donde no hay campos determinados, sino que esta abierto a cualquier tipo de idea de nuevos productos. Esta implementado por medio de un sitio web, donde se utiliza un procedimiento muy sencillo: se pide dibujar a mano alzada y de una forma muy simple la idea propuesta, se scannea o fotografía con el celular la hoja en donde se hizo el dibujo y se sube a la web. Simplemente eso. Luego da la opción de twittear o compartir la idea en Facebook.

Ambas estrategias están en marcha actualmente y todavía no hay resultados, pero ambos casos demuestran que se puede innovar tomando las ideas de todas las personas y a bajo costo.

Es solo una cuestión de actitud…


Espero sus comentarios.

No hay comentarios:

Publicar un comentario