martes, 13 de junio de 2017

Intrapreneurship: dando valor a las ideas de los colaboradores

Siempre sostengo que las organizaciones desaprovechan la capacidad intelectual de sus integrantes. Se continúan con las prácticas de management y, especialmente, de administración de recursos humanos del siglo XX, en donde los lineamientos y postulados de la Era Industrial eran el común denominador dentro  del entorno de negocios.

Es indudable que actualmente las personas han cambiado intelectualmente para mejor como consecuencia de varios factores, dentro de los cuales internet y las redes sociales son protagonistas excluyentes. En esta época, las personas están informadas, conectadas y con un acceso casi irrestricto a todo tipo de información, la que ingresa por varios medios a la vez. Esto resulta en una especie de inteligencia colectiva que enriquece individual y grupalmente a todos.
Es por esto que las organizaciones deberían aprovechar esta situación y promover iniciativas de  participación de sus colaboradores en la generación de ideas innovadoras dentro del entorno laboral.  Esto redundara, además del lógico beneficio económico, en una mejora en el clima de trabajo y un crecimiento en el sentido de pertenencia de la persona dentro de la organización. 

La cuestión final seria que todos los colaboradores funcionen como emprendedores pero dentro de la organización, lo que se conoce como Intrapreneurship. Intraemprendedores que puedan crear valor de la misma forma que lo hace una persona en un emprendimiento propio pero dentro de la misma empresa.

En fin, cuáles serían las condiciones a crear para que esta estrategia de intrapreneurship e innovación colectiva dentro de las organizaciones lleguen a buen fin? Aquí las 3 que, a mi criterio, son las principales:

La decisión debe partir desde la dirección: El punto de partida de una estrategia de innovación participativa debe partir desde la parte más alta de la pirámide organizacional. Tanto la dirección como los accionistas deben tomar la innovación que parte desde la base de la pirámide como una estrategia valida de crecimiento dentro de la organización. Es más, deben considerar q estas prácticas de innovación formen parte del ADN de su empresa.  Estando de acuerdo los niveles directivos todo se hace más sencillo y posible.

Espacios definidos claramente para la innovación: deben ser tanto físicos como de tiempo. Los colaboradores deben tener un espacio físico adecuado en donde puedan reunirse e intercambiar ideas libremente. No es necesario un lugar ad-hoc, puede ser el comedor, una sala de reuniones, una oficina libre. Con respecto al tiempo, se debe definir un periodo en donde se pueda desarrollar la actividad en un 100%, sin mezclar con las tareas rutinarias del día a día. El Gmail y el Google Earth surgieron de ideas de empleados de la compañía, debido al 20% de tiempo disponible q Google les otorga para realizar sus propios proyectos.

Saber esperar los resultados del proceso de innovación colectiva: no se espera que todas las innovaciones que puedan surgir del proceso sean invenciones o cosas inéditas. De hecho, el 97% de las innovaciones que puede producir cualquier integrante del capital humano son variaciones cualitativas o cuantitativas de productos o procesos ya existentes. Sin embargo, esto es muy útil y motivador para los empleados, ya que, al sentirse capaces de realizar estas pequeñas innovaciones, trataran de superarse e intentar realizar innovaciones cada vez más grandes (disruptivas o radicales) 

Estas son solo las que defino como las tres principales estrategias para fomentar la el intrapreneurship y la innovación colectiva dentro de la organización. Escucho comentarios e invito a sumar alguna otra estrategia.

No hay comentarios:

Publicar un comentario