miércoles, 6 de junio de 2018

Nuevos problemas, viejas soluciones

“Esto no es sólo una crisis económica, estamos ante un momento de cambio histórico: la Era Industrial y todas sus instituciones se han quedado sin energía”. Esta afirmación la hizo Don Tapscott,  experto en estrategia de negocios a través de internet.

Todos somos conscientes de que se necesita un cambio en todas las organizaciones para mantenerse competitivas a lo largo del tiempo. Existen nuevos paradigmas a ser analizados para poder llevar a cabo la ardua pero necesaria tarea de adaptar las organizaciones a las necesidades de la Era Digital.

Hay gran cantidad de bibliografía hablando de teoría de la administración, organigramas, departamentalización, supervisión y control, pero todos dirigidos a una organización que ya va camino a desaparecer: la organización de la Era Industrial. Obviamente, toda esa información fue muy útil en otro contexto de la historia, donde ameritaba un tipo de organización con otro diseño muy distinto al que se necesita actualmente.

Ahora bien, si necesitamos rescatar ideas que hablen de cómo es la organización necesaria actualmente, conseguimos opiniones actualizadas?

Más allá de que hay grandes teorías de grandes autores afirmadas en los últimos años que van directamente a intentar solucionar el problema, es sorprendente que algunos científicos y escritores venían anticipando la situación. Puedo dar tres ejemplos que demuestran esto:


Su teoría del “cerebro triunico” es de 1962. Esta teoría es la base de las neurociencias, que se aplican de manera muy efectiva en las relaciones humanas que se desarrollan en esta época. Plantea la existencia de una estructura cerebral de tres en uno, detallando los tres cerebros que se fueron desarrollando a lo largo de la historia de la humanidad:

·   El cerebro reptil, que es el más antiguo, es el instintivo por naturaleza, que no piensa ni analiza, sino que directamente actúa, conduce a la acción cuando el cuerpo así lo decide. Son las reacciones instintivas como la agresividad, el sexo o la sensación de defensa ante un peligro inminente.
·     
    El cerebro límbico, que es el que controla la vida emotiva y controla los sentimientos de miedo, amor o la alegría, entre otros.
·    
   El neo cortex, que es al más nuevo y más lógico de los tres. Es el que desarrolla las acciones más racionales y funciones relacionadas con la matemática, comprensión de problemas y situaciones especiales.


Estos tres cerebros están interconectados y actúan de acuerdo a las circunstancias. Pero como afirma Clotaire Rapaille, “el reptil siempre gana”, queriendo justificar que por más que se piense y se razone una decisión de compra, siempre va a ser decidida por un pensamiento efectuado por el cerebro reptil, el más básico de todos, Pero ese es tema de otro post.

 

 


Su libro “El lado humano de las organizaciones” data de 1960 y se atreve a desafiar las estructuras de la Era Industrial, a través de sus teorías X e Y, que explican dos actitudes distintas referidas al comportamiento humano dentro de una organización.

La Teoría X describe la forma de administración que era común en las organizaciones del siglo XIX y XX, en donde el empleado es considerado un sujeto perezoso, que no le interesa su trabajo, que no tiene iniciativa propia y donde su única motivación para trabajar era el dinero que iría a ganar.

La Teoría Y describe un nuevo tipo de management, donde la persona es un sujeto innovador, que tiene otras motivaciones más allá del dinero, y que no necesita de supervisión directa de forma permanente.

Las organizaciones de la Era Digital necesitan un formato de administración en donde se consideren a sus integrantes poniendo en práctica los principios de la Teoría Y, que se adapta de manera ideal a ese tipo de estructura, con la finalidad de “humanizar” la organización.



El Futuro de la Administración” es de 2007 y pese a que han pasado más de 10 años, las estrategias descriptas en este libro no se ven reflejadas en gran cantidad de organizaciones. Detalla la importancia de la innovación permanente, cita ejemplos como Google, W.L.Gore y Whole Foods, empresas líderes en lo que a administración moderna se refiere y describe la forma ideal de administrar en la Era Digital. Un libro que siempre recomiendo leer (debo confesar que es uno de mis favoritos y con el que inicie mi camino a estudiar estos nuevos paradigmas).

Aquí describi escuetamente tres autores que anticiparon las herramientas que se necesitan para sobrevivir en este contexto. Existen muchos más (el mismo Don Tapscott, Douglas Rushkoff, Frederic Laloux, John Kotter), que dan para escribir varios posts. Pero por algo se empieza.

Esta es mi contribución. Espero sus comentarios.

No hay comentarios:

Publicar un comentario