martes, 27 de noviembre de 2018

El trabajo en el siglo XXI

Que tema ¡¡ Muchas personas hablando de esto e intentando imaginar y analizar el futuro del trabajo en los próximos años.  Yo pretendo aportar mi humilde granito de arena.

A mi criterio, todo está cambiando MUY rápidamente, más de lo que pensaba, más de lo que estaba cambiando en todos estos años anteriores, diría que el cambio es exponencial. 

Esto significa que habría que ir buscando algunas soluciones y alternativas inmediatas para poder aunque sea anticipar un poco los 
cambios que se vienen, pero no esperando algo desde las empresas, gobierno, universidades (eso difícilmente lo podamos manejar nosotros), sino que podemos hacer por nuestra cuenta para ser “empleables” (termino que no me gusta pero es el único que encuentro).


Cuales son algunas de las cosas que podemos tener en cuenta:


Ser conscientes que el trabajo de por vida terminó: no existe más la situación de la persona que entraba a un banco como cadete y terminaba como gerente. Hay que estar preparado para “saltar” de empleo a medida de que se den nuevas oportunidades o que nos inviten a dejarlo o que nos veamos reemplazados por la automatizacion de nuestra tarea. Todo va a ser más flexible, especialmente la forma de contratación y va a ser muy normal ser proveedor más que empleado de una compañía.

Seguir capacitándose permanentemente: ocupar parte del día en capacitarse y actualizarse, más allá de la formación básica que se tenga. Antes la capacitación terminaba cuando se finalizaba la carrera universitaria o el colegio secundario, ahora todo eso es insuficiente por varios motivos: la educación no se actualiza con la velocidad necesaria y las empresas tampoco se adaptan a medida que cambian las condiciones. Yo considero que debemos utilizar una hora por día para capacitarnos de cualquier forma: leyendo libros interesantes, viendo videos, escuchando conferencias, es decir, cualquier fuente es válida.

Aconsejar a nuestros hijos: esto no es solo un problema nuestro sino de las próximas generaciones, que seguramente van a vivir un mundo mucho más vertiginoso que el actual. Es por esto que debemos conversar con nuestros hijos de este tema y recomendar que se informen respecto de su futuro profesional. Vemos que las matriculas más numerosas de las universidades están ocupadas por estudiantes de derecho, ciencias económicas y medicina (carreras necesarias) pero en el futuro van a ser más necesarias otras competencias y habilidades que pueden estar reflejadas en carreras relacionadas con la ingeniería, la robótica y la informática.  

Aceptar que el tiempo pasado no va a volver: no insistir con esperar que todo vuelva a la situación anterior. Esta nunca va a volver y los cambios van a ser más rápidos aun, no perder el tiempo en esto.

Mantener la energía alta: en tiempos de cambios exponenciales es necesario mantenerse con la energía alta, todo suma para esto: una hora de ejercicio por día, buen descanso diario, no perder tiempo en discusiones que no lleven a nada, vivir nuestra propia vida, pensar en la familia, hablar con gente interesante, todo es positivo para cuidar la energía.

No esperar a mañana para empezar: empezar HOY a ser conscientes de la situación y comenzar a tomar cartas sobre este asunto.

Seguramente hay muchas cosas más para hablar del tema pero estas son las que considero principales. Espero sus comentarios.

No hay comentarios:

Publicar un comentario